string(5) "31928" Últimas noticias | FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria
Publique en esta revista
Información de la revista

29 de septiembre: Día Mundial del Corazón

Compartir

WHF · 29 septiembre 2021 09:00

La Federación Mundial del Corazón propone este año aprovechar el poder de la salud digital para mejorar la concienciación, la prevención y la gestión de las enfermedades cardiovasculares en todo el mundo.

Este miércoles 29 de septiembre se celebra una nueva edición del Día Mundial del Corazón, jornada que nació con el objetivo de sensibilizar y concienciar a la población acerca de la necesidad de mejorar la salud cardiovascular.

La Federación Mundial del Corazón (WHF), organizadora del Día Mundial, ha decidido como lema para este año "Usa tu corazón para conectar".

"La crisis sanitaria que todos vivimos ha puesto de manifiesto la necesidad urgente de encontrar formas diferentes e innovadoras de conectar a las personas con la salud cardiaca, especialmente en las zonas y comunidades con menos recursos", destaca la WHF.

Por ello, el objetivo de la presente edición del Día Mundial es aprovechar el poder de la salud digital para mejorar la concienciación, la prevención y la gestión de las enfermedades cardiovasculares en todo el mundo.

"La telesalud tiene un enorme papel que desempeñar mientras seguimos usando el corazón para vencer a las enfermedades cardiovasculares", subraya.

Para la federación, usar el corazón para conectar consiste en utilizar sus conocimientos, su compasión y su influencia para asegurarse de que todos tengan la mejor oportunidad de llevar una vida sana para el corazón. "Se trata de conectar con nuestros propios corazones, asegurándonos de que los alimentamos y nutrimos lo mejor que podemos, y de utilizar el poder de lo digital para conectar todos los corazones, en todas partes", declara la WHF.

En este contexto, la campaña de este año se fundamenta sobre tres pilares. El primero es la equidad. "Los corazones desconectados corren un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiacas e ictus debido a la falta de acceso a la prevención, al tratamiento y al control de las enfermedades cardiovasculares; sin embargo, la mitad de la población mundial no tiene acceso a la conectividad a internet –manifiesta la federación-. La tecnología y los datos nos ayudarán a reducir la brecha y a hacerlo rápidamente. Se trata de permitir y capacitar a todo el mundo, en todas partes: jóvenes y ancianos, hombres, mujeres y niños, pacientes, trabajadores sanitarios de la comunidad, médicos, para que utilicen las herramientas digitales con el fin de mejorar la prevención, el diagnóstico y la atención de las enfermedades relacionadas con el corazón. No todos los corazones son iguales. Pero deberían serlo... y la salud digital puede ayudar a restablecer el equilibrio".

El segundo pilar es la prevención. En este sentido, propone utilizar las herramientas digitales, como las aplicaciones telefónicas y los dispositivos portables, que pueden ayudar a motivarse para tener un estilo de vida saludable. Además, recomienda a las personas con enfermedades subyacentes, como cardiopatías, insuficiencia cardiaca, diabetes, hipertensión u obesidad, que no dejen que la COVID-19 les impida acudir a revisiones periódicas.

Finalmente, el tercer pilar es la comunidad. La WHF recuerda que hay 520 millones de personas en el mundo que viven con enfermedades cardiovasculares y que se han visto afectadas de forma desproporcionada por la COVID-19 en el último año. Debido a la mayor vulnerabilidad a las formas más graves de COVID-19, se ha dicho a esta población vulnerable que está en riesgo y que debe refugiarse. No obstante, ese mensaje tiene muchas consecuencias, entre ellas faltar a las citas médicas, no tener contacto con la familia y los amigos, y disminuir la actividad física. En este sentido, la federación apunta que las redes digitales tienen el poder de conectar a los pacientes con sus familias, amigos, otros pacientes, médicos y cuidadores. "Nadie debería sentirse solo, con o sin pandemia, así que utilicemos la tecnología para superar el aislamiento y las lagunas en la atención", concluye.

Situación en España

Según la Encuesta de Salud de la Fundación Española del Corazón (FEC), el 57,3 por ciento de la población de nuestro país tiene dos o más factores de riesgo cardiovascular. En este sentido, el presidente de la FEC, Carlos Macaya, alerta del peligro que esto supone, ya que "no podemos considerarlos como riesgos independientes y sumatorios, sino que la presencia de dos o más de ellos multiplica exponencialmente el riesgo de sufrir un infarto de miocardio o un ictus". Por sexos, un 58,7 por ciento de los hombres presenta varios de estos factores, frente al 56,1 por ciento de las mujeres.

En total, el 22,2 por ciento de los españoles tiene hipertensión, el 22,8 por ciento hipercolesterolemia, el 7,1 por ciento diabetes, el 33,8 por ciento sobrepeso, el 16,7 por ciento obesidad, el 19,4 por ciento sedentarismo, el 17,4 por ciento estrés, el 15,9 por ciento tabaquismo y el 36,2 por ciento falta de sueño.

Según el estudio, tener varios factores de riesgo cardiovascular es más común en la población de mayor edad. Concretamente, el 70,4 por ciento de los españoles de 55 años o más tienen dos o más factores de riesgo, dato que baja hasta el 53,9 por ciento en la franja de edad comprendida entre los 36 y los 54 años, y al 41,6 por ciento en los españoles de entre 16 y 35 años.

La encuesta se ha realizado en una muestra representativa de la población española de 16 y más años. En este primer análisis se han extraído los datos de prevalencia de los diferentes factores de riesgo cardiovascular por sexo, edad y hábitat.

Las mujeres sufren más falta de sueño (37,8 por ciento), estrés (21,8 por ciento) y sedentarismo (22,4 por ciento) que los hombres, mientras que el resto de los factores de riesgo cardiovascular analizados son más comunes en ellos, con escasa diferencia en el caso de la hipercolesterolemia.

Por grupos de edad, destaca que el sedentarismo es más frecuente en la población de 36 a 54 años (20,6 por ciento y el estrés (20 por ciento) y el tabaquismo (22 por ciento) son más comunes en los españoles de entre 16 y 35 años.

Con relación al hábitat, el estrés (19,2 por ciento) afecta más a aquellos que viven núcleos de población de más de 100.000 habitantes, mientras que factores de riesgo cardiovascular como la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia y el sobrepeso son más comunes entre aquellos que viven en lugares de menos de 10.000 habitantes.

"La enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en el mundo, con 18,6 millones de fallecimientos al año, y también en España. Sin embargo, debemos recordar que muchas de estas enfermedades son prevenibles con hábitos de vida saludables, por lo que debemos insistir en el control de los factores de riesgo cardiovascular", subraya Macaya.

Por su parte, el presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), Javier Aranceta, y miembro del Comité de Nutrición de la FEC, señala que "los factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, la diabetes, el sobrepeso y la obesidad están íntimamente ligados a nuestros hábitos alimentarios, por lo que resulta fundamental poner el foco en mantener una alimentación variada y equilibrada, rica en frutas y verduras". En este sentido, ha recordado que la dieta mediterránea es la que más beneficios ha demostrado a nivel cardiovascular.

La práctica de ejercicio físico de intensidad moderada de forma regular, el abandono del hábito tabáquico, el control de los niveles de estrés y una buena higiene de sueño son el resto de los pilares que ayudarán a mantener una buena salud cardiovascular.

Noticias relaccionadas

Investigadores de Canadá han seguido durante una mediana de 9,5 años a más de 137.000 personas de los cinco continentes y evaluado el efecto del índice glucémico y la carga glucémica sobre el riesgo cardiovascular.

El mismo estudio revela, además, que las mujeres son mucho más vulnerables al calor, mientras que el frío causa más muertes entre los hombres.

FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?