Publique en esta revista
Información de la revista

La necesidad de modificar el tratamiento en infecciones cutáneas es mayor de lo que se creía

Compartir

JANO.es · 04 abril 2012 17:01

Un estudio pone de manifiesto los problemas que se derivan de decidirse por un antibiótico sin saber con certeza cuál es microorganismo causante de la infección.

Los resultados del nuevo estudio REACH (a REtrospective study to Assess the Clinical Management of Patients With Moderate-to-severe cSSTI or CAP Infections in the Hospital Setting, Estudio retrospectivo para evaluar el tratamiento médico de pacientes con infecciones complicadas de la piel y de tejidos blandos (ICPTB) o neumonía adquirida en la comunidad (NAC) moderadas o graves en el ámbito hospitalario), presentados hoy en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID, según sus siglas en inglés), han mostrado que en el estudio fue necesario modificar el tratamiento antibiótico inicial a entre el 37% y el 47% de los pacientes europeos hospitalizados con ICPTB o con NAC. Esta necesidad de modificar el tratamiento de primera línea se asoció a un mayor uso de recursos hospitalarios, lo que constituye un problema creciente para los hospitales.

Hasta ahora había pocos datos que reflejaran verdaderamente lo que sucede en la práctica diaria habitualva,via. Por consiguiente, para conocer mejor esta situación se diseñó el estudio REACH con el fin de obtener datos actuales del tratamiento médico real de la NAC y las ICPTB en hospitales de toda Europa. El estudio REACH fue un estudio de cohortes retrospectivo y observacional patrocinado y financiado por AstraZeneca en el que colaboraron investigadores independientes.

Según los resultados del estudio REACH, las tasas medias de modificación del tratamiento de primera línea fueron del 46,6% en los pacientes hospitalizados con ICPTB y del 37,1% en los pacientes hospitalizados con NAC. Además, se observó que las tasas de modificación del tratamiento fueron todavía mayores en los pacientes que también tenían otras enfermedades. En los pacientes con ICPTB y otras enfermedades, la tasa fue del 49,3% mientras que fue del 37,1% en los que no tenían otras enfermedades.

Aunque en estudios clínicos anteriores sobre el tratamiento de las ICPTB y la NAC se utilizaron diversos criterios para definir estas enfermedades, sus resultados mostraron que las tasas de fracaso del tratamiento fueron del 22% al 30% para las ICPTB y del 2,4% al 31% para la NAC.

Estos hallazgos constituyen otra prueba más de los problemas a los que se enfrentan los médicos a la hora de instaurar un tratamiento antibiótico empírico para las infecciones graves; es decir, a la hora de decidir cuál es el antibiótico más adecuado para cada caso antes de saber con certeza cuál es microorganismo causante de la infección. “Esperábamos observar un cierto nivel de modificación del tratamiento de primera línea, dados los problemas a los que se enfrentan los médicos a la hora de instaurar rápidamente un tratamiento sin contar con un diagnóstico microbiológico confirmado en estas infecciones graves. Pero los datos del mundo real del estudio REACH han demostrado que existe una necesidad mucho mayor de modificar el tratamiento que lo que se pensaba” ha declarado el Profesor Francesco Blasi de la Universidad de Milán, investigador principal del estudio.

“Las elevadas tasas de modificación del tratamiento inicial observadas en el estudio REACH indican que es necesario volver a evaluar las pautas de tratamiento óptimas para los pacientes hospitalizados con NAC e ICPTB, especialmente para los pacientes que también tienen otras enfermedades, las cuales constituyen un motivo de preocupación adicional para los médicos”.

Otro hallazgo importante del estudio REACH fue el aumento del uso de recursos hospitalarios asociado a la modificación del tratamiento de primera línea. Los resultados mostraron que la utilización de recursos fue mayor en los pacientes en los que fue necesario modificar el tratamiento antibiótico inicial que en los pacientes en los que no fue necesario hacerlo; en concreto, en los pacientes en los que se modificó el tratamiento se observaron aumentos en la duración de la estancia hospitalaria, en las tasas de ingreso en la unidad de cuidados intensivos o en la aparición de complicaciones, por ejemplo shock séptico.

Webs relaccionadas

AstraZeneca

Noticias relaccionadas

Un documento de la IDSA sugiere que la sinusitis de origen bacteriano tiene que ser tratada con amoxicilina más clavulanato frente al actual tratamiento con amoxicilina.
Investigadores españoles analizan las mutaciones que hacen que la bacteria de hospital 'pseudomonas aeruginosa' permanezca de forma crónica en los pulmones.
Un estudio correalizado por el CSIC y el Imperial College identifica el mecanismo por el que las células expulsan cualquier compuesto que las alcances, incluidos los antibióticos.
FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.