Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 25. Núm. 7.Agosto - Septiembre 2018
Páginas 389-444
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
ePub
Visitas
196
Vol. 25. Núm. 7.Agosto - Septiembre 2018
Páginas 389-444
DOI: 10.1016/j.fmc.2017.07.006
La alimentación en el síndromedel intestino irritabletie
Visitas
196
Francisco Buitrago Ramíreza,
Autor para correspondencia
fbuitragor@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Manuel Tejero Masb, Cristina Gato Núñezc, Nuria Rivera Jiménezb, María Román Vargasb
a Médico de familia. Profesor titular de Medicina Familiar y Comunitaria. Centro de Salud Universitario La Paz. Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria. Facultad de Medicina. Universidad de Extremadura. Badajoz. España
b Residente de Medicina Familiar y Comunitaria. Centro de Salud Universitario La Paz. Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria. Facultad de Medicina. Universidad de Extremadura. Badajoz. España
c Médico de familia. Centro de Salud Universitario La Paz. Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria. Facultad de Medicina. Universidad de Extremadura. Badajoz. España
Este artículo ha recibido
196
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Tablas (9)
Tabla 1. Criterios diagnósticos del síndrome de intestino irritable
Tabla 2. Criterios de Roma IV del síndrome del intestino irritable
Tabla 3. Clasificación del síndrome del intestino irritable
Tabla 4. Elementos de una adecuada relación médico-paciente en pacientes con síndrome del intestino irritable
Tabla 5. Alimentos con un alto contenido en FODMAP
Tabla 6. Componentes y fuentes comunes de FODMAP en los alimentos78
Tabla 7. Recomendaciones generales para los pacientes que inician dieta baja en FODMAP
Tabla 8. Alimentos con un contenido bajo en FODMAP
Tabla 9. Tratamiento escalonado del síndrome del intestino irritable
Mostrar másMostrar menos
Puntos clave

El síndrome del intestino irritable es el trastorno funcional digestivo más frecuente. Clínicamente se caracteriza por la presencia de dolor o malestar abdominal y cambios en la consistencia o frecuencia de las deposiciones.

La etiopatogenia del síndrome del intestino irritable es desconocida, pero generalmente se acepta que la dieta tiene un importante papel en su fisiopatología. También se ha encontrado asociación entre síntomas y factores como el estrés o compontes psicológicos.

No existe una dieta específica para pacientes con síndrome del intestino irritable, por lo que es recomendable mantener una dieta equilibrada, sin muchas restricciones, que evite la aparición de déficits de micronutrientes y desnutrición calórico-proteica.

El tratamiento sigue siendo sintomático, y los resultados, moderados. En cuanto a los fármacos utilizados, ninguno es curativo, y a menudo incluso son incapaces de mejorar los síntomas más molestos como la distensión abdominal.

La mayoría de las intervenciones dietéticas van dirigidas a identificar y restringir selectivamente la ingesta de ingredientes alimentarios que potencialmente puedan desencadenar los síntomas intestinales.

Los oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables (FODMAP, por Fermentable Oligosaccharides, Disaccharides, Monosaccharides, And Polyols), las dietas sin gluten y la fibra son las categorías de alimentos más estudiadas.

Una dieta baja en FODMAP y en fibra insoluble reduce los síntomas y mejora la calidad de vida en un alto porcentaje de pacientes, particularmente en aquellos con distensión abdominal.

La cantidad de FODMAP presentes en un alimento varía en función de la variedad, el clima, la estación del año de su cultivo o el método de cocinado.

Hasta la mitad de los pacientes con síndrome del intestino irritable mejoran su sintomatología con una dieta libre de gluten, pero no hay predictores definidos de qué pacientes responderán a esta dieta.

Actualmente no hay suficiente evidencia para poder hacer recomendaciones generales sobre toma de prebióticos o probióticos a los pacientes con síndrome del intestino irritable, aunque podría ser una forma de mejorar la tolerancia a los FODMAP.

Palabras clave:
Síndrome del intestino irritable
FODMAP
Dieta
Intervenciones dietéticas

Artículo

Opciones para acceder a los textos completos de la publicación FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria
Suscriptor
Suscriptor de la revista

Si ya tiene sus datos de acceso, clique aquí.

Si olvidó su clave de acceso puede recuperarla clicando aquí y seleccionando la opción "He olvidado mi contraseña".
Suscribirse
Suscribirse a:

FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria

Contactar
Teléfono
De lunes a viernes de 9h a 18h (GMT+1) excepto los meses de julio y agosto que será de 9 a 15h
Llamadas de España
902 88 87 40
Llamadas desde fuera de España
+34 932 418 800
E-mail
FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria

Suscríbase al Newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?